País de chirigota: Chikilicuatre a Eurovisión (Act. 1)

Chikilicuatre

Hay noticias que una no sabe muy bien como tomarse y que requieren una reflexión que llevará algún tiempo para que seamos capaces de valorar el hecho de que la audiencia decida que Rodolfo Chikilicuatre sea nuestro representante en Eurovisión.

No tengo nada en contra de este fenómeno y me he reído como la que más con la cancioncita de marras. Incluso consideraba divertido (y a la vez significativo) que el público, sobre todo el internauta se movilizara para “colar” en la selección lo que indiscutiblemente empezó como una broma publicitaria de Buenafuente.

El comunicador ha sabido conquistar a los internautas porque él mismo es parte de la Red y ha sabido relacionarse muy bien. Pero eso nos lleva a un viejo dilema… ¿debemos apoyar su iniciativa por el mero hecho de ser “uno de los nuestros“?

Sinceramente yo estoy atónita con el resultado de la votación. Siempre he pensado que España elegía los candidatos a Eurovisión con el objetivo de perder (y en ocasiones por mucho) para así no tener que meterse en el marrón de organizar el festival del año siguiente. Pero ahora que le dan el poder al público enviamos a Chikilicuatre (!)

Yo lo siento, pero no entiendo nada, como imagino que el resto de países participantes, no lo entenderán a la hora de emitir sus votos, y es que los europeos más al norte no gozan de nuestro peculiar sentido del humor.

Y ya siento ser una voz discordante en esto, pero es que creo que a veces llevamos las bromas al extremo.

Actualización 21/3/08:

Muchos de vosotros habéis puesto en los comentarios que la audiencia ha votado a Chikilicuatre porque la misma audiencia se toma a cachondeo el Festival. Si es así tiene sentido, pero algo seguía chirriándome, y como dice un gran amigo “si tienes dudas, sigue el dinero“.

Aunque en esta ocasión ha sido el dinero el que me ha seguido a mí,ya que ha sido Chiqui quién me ha enviado este artículo, en el que Martanauta nos da algo de luz sobre el M O N T A J E del Chiki Chiki, recordándonos que el actual director de TVE, Javier Pons, fue director de El Terrat, productora del programa que lanzó el Chiki Chiki. Casualidades de la vida…

Subscribe:     Blog   Podcast   iTunes


18 comentarios

  1. mesieleresidant dice:

    Pues a mi me parece genial que vaya este pedazo freak a ese festival freak y casposo que es Eurovision. Ya que España no se decide a tomar la decisión más digna, que sería no participar nunca jamás en esa merienda de negros donde lo que manda ahora es el frikismo baltico-eslavo y en absoluto los valores musicales o de espectáculo, esta es la respuesta más adecuada del público para esa pantomima edulcorada.

  2. Yo lo tengo clarísimo, es la decisión popular y por tanto el primer representante de verdad de España en eurovisión. Si tenemos que pagar los presupuestos de TVE, nos merecemos el derecho a elegir a nuestro enviado a Eurovisión.
    El resto salvo de los que estuvieron en la gala de televisión, salvo 2 o 3, si que se podian considerar freaks. Y eso dice mucho sobre la gente y lo que piensa realmente de Eurovisión, que es un concurso freak por definición. Y los ultimos años ya se ha ido viendo hacia donde iba el concurso en otros paises.
    ¿Fue mas digno el “la la la” que el chiki chiki? Permite que dude que lo fuera. 😀

  3. Amaya dice:

    Yo estoy de acuerdo con Sonia.
    Lordi era una frikada de puesta en escena pero sonaban bien y su look era acorde a un tema heavy.
    Rodolfo Chikilicuatre me cae bien y me divierte, es una gansada de tema,su look -es que daría lo mismo de que se disfrazase-, pero habia temas mejores, como el de La Casa Azul, que a mi me parece muy divertido y con una puesta en escena muy tech. Una pena!
    A ver que pasa ahora 🙂

  4. cambioYcorto dice:

    A mí me parece genial que haya salido el tipo este. Buenafuentes, y la Sexta, están sabiendo hacer crítica a la telebasura utilizando sus propias armas (el Chiquilicuatre es un ejemplo, pero ya lo llevamos viendo tiempo con el programa “Sé lo que hicisteis”). Yo veo a este tipo como una caricatura de los concursantes de todos estos realities tipo Operación Triunfo, Gran Hermano, … Aunque alguno tendrá su arte, son productos totalmente artificiales, creados con un único objetivo: ganar dinero. Es alucinante que mucha gente nos dejemos llevar por estos programas para consumir cultura cuando tenemos de las manos de Internet el acceso a toda la cultura que queramos.

  5. deniman dice:

    Qué queréis que os diga.
    Sabiendo que las votaciones no van tan acordes con la interpretación como con la política y teniendo en cuenta que lo primero se suma a las elecciones “amañadas” de representantes en el pasado.
    Me parece una elección inteligentísima para quien quiera sacar conclusiones.
    Nunca me ha parecido tan soberana la opinión popular.
    Por mí no iba, pero si vamos, vamos a demostrar que ya puestos…

  6. Demóstenes dice:

    Es lo que tiene la democracia: si lo ha votado la mayoría, te lo tienes que comer con patatas.
    Si haces de la selección de la canción un negocio telefónico aprovechándote del filón que representa la estupidez humana no debe sorprenderte si luego, por estulticia, mal gusto, mala leche o simplemente porque te toman a cachondeo, sale elegido un tipo como Chikilicuatre. A mí personalmente me gusta, me hace gracia y me parece mucho menos patético que Las Ketchup o todo el montaje de OT, y creo que el concurso de Eurovisión en su formato actual no merece nada mejor.
    Anoche me reí a carcajadas mirando la TV… y es algo que no me ocurría desde hacía años.

  7. @Amaya:
    Lordi ya era un grupo de heavy muy famoso en su pais de origen; y cuando ganaron eurovisión ya tenían 15 años de andadura y cinco discos publicados -algunos, por cierto, muy buenos- y dos maquetas que circularon bastante por circulos heavy. No lo presentaron como una broma, más cuando esa es la estética que han tenido siempre. De hecho, tubieron que pagarse la “performance” de sus bolsillos, porque a las autoridades de eurovisión de Finlandia no les terminaba de convencer.
    @Todos:
    Por otro lado, por lo que veo creo que soy el único al que lo que ha pasado con Chikilicuatre le es extremadamente desasosegador.
    Ha sido una payasada de Buenafuentes -como el Neng o el Follonero-. Esto no es malo; Buenafuentes hace un late-night show que intenta seguir la estela de Crónicas, pero intentandose posicionar más como “de buen gusto” y “culto”, frente a la imagen que intentaba transmitir Crónicas. Dentro de ese contexto, es una figura curiosa, y cumple su función.
    Lo que me supone desasosegador es que un comunicador de televisión pueda llevar una payasada tan lejos, e influenciar tanto en tanta gente. Si han metido un gol como el del Chikilicuatre -y ya he contestado el tercer correo de gente que vive fuera de España, preguntandome si es una broma o qué está pasando aquí-; es para plantearse hasta qué punto los comunicadores televisivos influencian en el dia a dia de las personas, en temas que “cantan” menos.

  8. Agus dice:

    Yo creo que en el último festival que presento Uribarri quedó bastante claro lo que significa cuando “adivinaba” las votaciones.
    Por otra parte esta clarísismo que el humor del Chikilicuatre se va a entender fuera de nuestras fronteras…
    Y estoy de acuerdo en que España no debería perder más tiempo/esfuerzo/dinero en presentarse a esa farsa que en su día era un festival de prestigio, pero hoy…

  9. David dice:

    A mi me parece que es lo justo. Es lo que se ha votado y es lo que se hará. No entiendo porque tanta pega.
    Si no queriáis que fuera este freak, haber votado a otro.
    Protestar por el resultado es muy sencillo.

  10. paco cepera dice:

    no me lo puedo creer, haremos el ridiculo, no entiendo como no se ha cambiado, joder..

  11. No sé si te has fijado en algunos candidatos de otros países. Pero, sinceramente, repasando esa lista, siento mucha menos vergüenza con Rodolfo chikilicuatre que con los del año pasado (creo), unos tal “DNASH”. Y no digamos que con el famoso “Quién maneja tu barca”. Te recomiendo una reflexión más profunda. Es más, dices en tu entrada que: “Siempre he pensado que España elegía los candidatos a Eurovisión con el objetivo de perder…”. Bueno, entonces quizá no haya ningún error ni nada de lo que sorprenderse.
    En cualquier caso, se trata de un fenómeno mediático para estudiar. De cómo una especie de broma-reto consigue llevar hasta el final su broma-reto, pero además sin ponerle a nadie la pistola sobre la sien. Tal vez en TVE pensaron que al tratarse de votos por teléfono y sms no sucedería lo mismo que con los votos a través de Myspace. Craso error. Y ahora, tras ver a todos los participantes, con toda sinceridad, prefiero a alguien cantando el chiki chiki que a una aspirante a Mónica Naranjo gritándome que “Todo esté en tu mente, todo está en tu mente…”.

  12. Jam dice:

    La cuestión es que las canciones candidatas carecían de calidad musical, por no decir que eran horteras, insufribles y desafinadas (en directo lo demostraron con creces). Entonces, ¿qué problema hay en que, por una vez, se envíe algo que nos resulta gracioso a la mayoría?

  13. Paco dice:

    Decepción y verguenza creo que esas dos palabras definen bien la designacion de ese payaso para eurovision. Guille Milkyway (La casa azul) es un pedazo de musico y compositor y merecia haber ganado. Rodolfo no merece ir y menos representar a España con esa mierda de canción, al menos a mi no me representa. Se puede participar y quedar el último pero con estilo….que no es este caso.

  14. Curro dice:

    Ni el dichoso nombre del programa “Salvar Eurovisión”, ni los intentos de la Carrá por desprestigiar al personaje, ni los comentarios de Boris, ni el analfabetismo y popularidad de Roza de España (por cierto, otro producto televisivo) han podido con el gran Rodolfo, de apellido innombrable para “la Carrá” Chikilicuatre.
    No creo que su elección suponga llevar la broma al extremo. Este personaje, creado por Buenafuente y seriamente interpretado por un componente de la compañía El Terrat ha conseguido el objetivo que pretendía, los votos del público. Toda la escenografía supone una crítica en forma de sátira a los concursos manipulados televisivos y, sobre todo, al mamoneo político eurovisivo.
    Hay quien piensa que es una falta de respeto a los artistas, si bien también lo es la mina de triunfitos, operación babel, se llama copla, este último con un supuesto tongo estrepitoso, y cuantas invenciones de papá marketing con el fin de crearnos necesidades irreales.
    Ahora ya nos toca, al soberano público y que perreen un buen rato, yo me doy por representado.

  15. jose dice:

    Y si es un pedazo de músico, ¿qué hace presentándose al programa más chungo y caspa que existe ahora mismo en Europa? Eurovisión es territorio freak. Alf Poier fue un pionero.
    David Santo, ¿hasta el punto G quizás?

  16. Aquiles dice:

    Se trata de cachondearnos de Eurovisión.
    Y a mí me parece fantástico.
    Por cierto, si se me permite, me haré (más) publicidad. En 2004 escribí una chorrada sobre este festivalillo:
    http://pantalondeaquiles.wordpress.com/2004/05/13/aquiles-duermo/

  17. Tras tu actualización…
    Efectivamente, Sonia. Así están las cosas y así nos las has contado.
    Sin ser pesimista, diré que en este país nadie se preocupa por hacer negocio cuando el negocio te lo dan ya hecho y lo único que hace falta es poner el cazo.
    Evidentemente Eurovisión, si es criticable, lo podrá ser cualquiera menos por los españolitos, que poco o nada tienen que ver con ese festival. Por falta de interés, por falta de inteligencia y por falta de talento o competencia.
    Mientras cualquier país sabe sacar partido a este concurso para estimular la búsqueda y selección de nuevos talentos o dar curso a los ya conocidos, aquí nos repartimos las miserias y hasta las derivamos a nuestros propios intereses.
    Insisto: Interés, inteligencia y talento… hasta por el bien de los buitres.
    Besos, Sonia.
    manolova64 (Manuel Valdepeñas)

  18. Lo que hace falta en este país es espíritu de trabajo. Ganarse los sueldos y las medallas a pulso, a base de trabajo y profesionalidad.
    Ha estado muy bien que hayas incorporado esta actualización con nuevos enlaces, porque así nos ponemos un poco al corriente de cómo están las cosas por la cocina de nuestras instituciones. Es muy bueno que gente como tú, que lleva tras sus espaldas la tarea de educar a futuros profesionales tenga a gala que el marimangoneo no es buen camino.
    Que critiquemos el reparto de los votos en un festival como Eurovisión es la típica conversación de quien cierra los ojos a la realidad y quiere ganar sin trabajar. Eurovisión es un Festival empequeñecido por la grandeza de muchos de sus participantes y desde luego no por la de España, precisamente. No hace falta más que ver la preparación que tienen ciertos países para presentar a sus candidatos. Sin esperar a la magia ni a la suerte.
    Estoy hablando de concursos que superan al propio festival de Eurovisión, sin escatimar en medios (fuego, humo, publicidad, plataformas móviles, así como cámaras, iluminación y equipos de sonido de última generación) ni en profesionales (iluminación, sonido, baile, vestuario, decoración, fotografía), ni en el esfuerzo de los participantes (que tienen tan estudiada la coreografía como la atención a cada cámara; cada sonrisa, cada mirada, saludo, lágrima… nada es irrelevante).
    Estoy hablando de gente que sabe hacer negocio con la música, no con la ignorancia del público ni con la dadivosidad del contribuyente.
    Insisto en que hay que hacer carrera, trabajar, dedicar tiempo, ilusión y esfuerzo para conseguir aquello que queremos alcanzar en nuestra vida.
    Me basta con ver el Melodifestivalen para ver la distancia a la que estamos de las personas que saben lo que se traen entre manos. En la vida se puede ser mejor o peor, pero hay que poner los ojos en quien va por delante para emularle y si es necesario para superarle, nunca para criticarle como habitualmente solemos hacer por envidia o por pereza.
    El elemento chikilicuatre queda bien al descubierto con tus aportaciones: no es más que una de tantas manipulaciones de las que venimos siendo víctimas los ignorantes de este país.
    Nuestra falta de cultura y nuestra insensibilidad por lo artístico nos llevará a esto y a muchas más cosas como ésta. Unas veces irá revestida de protesta, otras de nueva oportunidad, otras de democracia, otras de innovación, pero siempre escondiendo lo mismo: incultura, ignorancia, insensibilidad, falta de esfuerzo, falta de creatividad, dinero fácil, intereses personales…
    Bueno, Sonia, que tampoco quiero aburrirte. Yo no soy un experto en estos temas y tú estás rodeada de ellos. Yo sólo soy una persona que, aunque sin grandes habilidades, me considero un poco sensible hacia ‘lo artístico’, porque algo de ello llevo en las venas. De manera autodidacta casi siempre, me he ido interesando por distinguir lo que es arte de lo que es dinero, por separar al artista del truhán. Y celebro que haya gente como tú que se interese por la formación y se dedique a ello; y lo haga con tanta ilusión como valía en tu caso. El seguirte en ‘la red’ me hace saber de tu esfuerzo constante y diario.
    Si has llegado hasta aquí, gracias por leer este comentario. Me quedo un poco con la decepción que me provoca su contenido y con la ilusión de los que estáis trabajando por cambiar las cosas.
    Un beso,
    Manolo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR